25 sept. 2013

"El silencio del bosque".


"A veces de noche, enciendo la luz para no ver  mi propia oscuridad" (Antonio Porchía).

¡Hola chicos! ¡Tras casi un año después vuelvo al tema con muchísimas ganas! Estudios y obligaciones me apartaron pero he terminado retomando lo que empecé.



Hoy me gustaría hablaros del libro llamado “El silencio del bosque”, escrito por la autora irlandesa Tana French, reconocida escritora de novela negra que ha trabajado toda su vida en el mundo del espectáculo, siendo actualmente miembro de la llamada "PurpleHeart Theatre Company". Esta es la primera novela que escribió en el 2009 y que la catapultó a la fama por su forma tan tremenda de crear incertidumbre en cada palabra escrita.



He de decir que encontré este libro de casualidad un día al ir a comprar libros de la Universidad, y sencillamente me fijé en él. Me llamó la atención su portada y el título, misterioso. Así que terminé por llevármelo y hacerle hueco en la estantería de mi habitación.


“Más allá de la urbanización está el bosque. Ese bosque oscuro y silencioso en el que los niños escapan para perseguir fantasmas, miedos y leyendas. Son sólo juegos. Hasta que no vuelven. La tarde del 14 de agosto de 1.984, tres niños de doce años, Jamie Rowan, Peter Savage y Adam Ryan, se adentraron en el bosque de Knocknaree, en las afueras de Dublín, nunca más salieron de él. Aunque la Policía encuentra esa misma noche a uno de ellos, Ryan, abrazado a un roble, con los zapatos llenos de sangre y un rostro de espanto, incapaz de recordar nada de las horas anteriores. Veinte años después, Ryan intentará definitivamente escapar de aquel bosque. Ahora se hace llamar Rob, es detective de Homicidios y sigue guardando con celo aquella pesadilla de la infancia. Hasta que encuentran el cuerpo de una niña de doce años asesinada en un escenario difícil de olvidar: el mismo bosque, el mismo terror, ninguna pista.


Un libro que puede parecer de tantos, te agarra desde el principio con las dos manos y no permite que te sueltes hasta que no has leído el punto y final. Me gusta el estilo literario de Tana, tan fácil y tan sencillo de leer que te zambulles de lleno en la historia para ser parte de la trama cuando todavía ni siquiera estás seguro de que la misma te gusta. Es una artista del suspense y el misterio, la verdad, y relata los hechos con una magia propia que la define. Me encantó la manera de sobrellevar la idea de crear expectación con los hechos y encuadrarlos en una trama simple. 

Pero no todo puede ser bueno, al igual que me pasó con “El misterio del cuarto amarillo”, de Gaston Leroux, Tana no ha cuidado el camino hacia el desenlace de este libro, empujándonos sin quererlo a un final apresurado y sucinto, lacónico. Es tan fugaz, que no es posible hacerse la idea de haberte terminado las 300 y pico páginas que empezaste x días atrás. Puedo decir, sin duda, que el desenlace te deja con hambre, con ganas de algo más.

A pesar de esto sí que es cierto que recomiendo el libro por ser tan asequible, tan sumiso. No tengáis miedo de empezarlo, os impresionará, para bien o para mal. Depende de vosotros.

“El bosque es todo parpadeos y murmullos e ilusión. Su silencio es una conspiración puntillista de un millón de sonidos minúsculos: crujidos, agitación y chillidos anónimos y truncados; su vacuidad esta henchida de una vida secreta que corretea justo por el rabillo del ojo. Cuidado: las abejas entran y salen zumbando de las grietas del roble inclinado; si te paras a dar la vuelta a cualquier piedra, una extraña larva se retorcerá con furia mientras una hilera ordenada de hormigas te sube por el tobillo. En la torre en ruinas, antiguo bastión abandonado, unas ortigas gruesas como tu muñeca anidan entre las piedras y, al alba, los conejos sacan a sus crías de los cimientos para que jueguen sobre antiguas tumbas” (El silencio del bosque, Tana French).

1 comentario:

  1. No lo conocía y no creo haber leído novela negra ultimamente así que me apetece probarlo n.n
    Gracias por la reseña!
    Besos!

    ResponderEliminar